Destacado, Salud

Remedios caseros para blanquear tus dientes

Existen alimentos y productos naturales capaces de devolver el blanco natural al esmalte dental y eliminar manchas. Desde hace años este tema ha jugado un papel muy importante en el estilo de vida de los famosos y ahora también en las personas de a pie. Conseguir que nuestros dientes estén perfectos es una de las grandes preocupaciones estéticas de nuestra sociedad.

Blanquear los dientes puede resultar muy costoso y muchas personas no pueden permitirse un tratamiento dental de dichas características. Por eso muchas personas acuden a remedios caseros y a los productos naturales para conseguir un mejor resultado.

Sin embargo hay alimentos que tienden a volver los dientes más amarillos y la mayoría de ellos tienen colores oscuros. Es el caso del café, té, vino tinto, salsa de soja o vinagre balsámico.

A continuación te explicamos algunos remedios baratos que puedes aplicarte tú mismo para blanquear tus dientes:

Bicarbonato de sodio

Es de los productos más famosos para blanquear el esmalte dental y fácil de encontrar en cualquier supermercado. Elimina por completo cualquier mancha y ayuda a que las bacterias y la suciedad desaparezca. Asimismo es importante saber que el uso excesivo del mismo puede dañar. Es recomendable usarlo una vez a la semana o cada dos. Si lo mezclas con un poco de jugo de limón obtendrás mejores resultados.

El jugo del limón

El poder blanqueador del limón es muy potente.  Para utilizar este remedio, exprime un limón en un vaso pequeño y mézclalo con la pasta de dientes o con un puñado de sal o bicarbonato. Una vez tengas la pasta bien mezclada, lávate los dientes con ella y déjalo reposar 5 minutos, o lávatelos durante este tiempo. Lo ideal es aplicarlo una vez en semana.

Frutas como la fresa o el plátano

Algunas frutas rebajan el color amarillento de los dientes. El plátano posee ácido salicílico y ácido cítrico que son capaces de blanquear los dientes. La técnica es sencilla: hay que restregar el interior de la monda contra la dentadura después de cepillarse los dientes.

Otra fruta es la fresa y se debe triturar y refregar la papilla resultante contra los dientes. Al igual que con el plátano, puedes repetirlo las veces que quieras porque no daña.

Aceite de coco

El aceite de coco puede conseguirse en supermercados o herbolarios y, entre sus múltiples usos, este producto es capaz de devolver el blanco natural a los dientes. Mezcla varias gotas con tu pasta de diente, pero no abuses porque el exceso puede dañar el esmalte. Si está sólido, caliéntalo al micro 1 o 2 minutos hasta que quede líquido.

13 diciembre, 2017

Sobre el autor

esglam


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close