Destacado, Gourmet

¿Cómo preparar la mesa en Nochebuena?

La cena de Nochebuena y la de Fin de año son las comidas más importantes del año en casi todas las ciudades del mundo. Es un momento de alegría que se comparte con los seres más queridos y por eso debemos intentar que salga lo mejor posible. Además de las recetas de Navidad que sirvamos a nuestros invitados, también es importantísimo saber cómo poner la mesa.

El primer impacto visual del invitado al llegar a nuestra casa es la colocación de la mesa. Tenemos que tener en cuenta la elección de la mantelería, la vajilla, los cubiertos y las copas y, además, saber cómo colocarlo con respecto al menú navideño que vayamos a servir. También es necesario conocer el número de invitados, así sabrás la cantidad de copas, vasos, platos… que vas a necesitar.

A la hora de elegir un mantel, apuesta por que sea blanco y, al ser posible que no sea de algodón. Este color realzará más los alimentos y dará sensación de limpieza. Puede tener algún motivo navideño o colores relacionados con la navidad como el rojo o dorado.

Las servilletas deberán ir a juego con el mantel aunque también podemos optar por unas servilletas de papel adornadas con motivos navideños. Lo normal es colocarlas sobre el plato, dobladas o en triángulo. Aunque si optas por dejar algún detalle o tarjeta encima, lo mejor es que las coloques a la izquierda.

Lo siguiente es elegir un buen centro de mesa, podría estar formado por piñas, flores secas y algunas velas. Coloca la mesa para que destaque, pero si vemos que molesta, lo quitamos.

Cuando vayamos a poner la vajilla, primero debemos ubicar el plato base y que si lleva algún tipo de dibujo, este deberá estar centrado justo en la parte frontal más pegada a la copa. Encima del plato base se irán colocando los restantes. A la izquierda, en la esquina superior se pone el plato para el pan con su cuchillo correspondiente.

El estricto protocolo indica que los cubiertos se colocan de fuera a dentro según el orden de utilización. A la derecha siempre van los cuchillos con el lado cortante hacia el plato, la cuchara hacia arriba y la pala para el pescado. A la izquierda se colocan los tenedores en este orden: en la parte de fuera el tenedor normal, en la de dentro el tenedor pequeño para el postre y a veces, en medio de los dos, un tenedor mediano para los entrantes. Aunque la nueva moda es colocar con cada servicio su cubierto correspondiente.

En alguna cena de gala puedes encontrarte hasta con 6 copas pero lo habitual es que haya sólo dos: la de vino y la de agua. También puede haber una tercera con cava o champán aunque esta no suele sacarse hasta que acabemos de cenar.

Además la mesa puede llevar algunas decoraciones como calcetines navideños para los cubiertos, envolver las servilletas o decorar las botellas. Con estos simples y llamativos detalles, conseguirás una mesa más personal y bonita.

21 diciembre, 2017

Sobre el autor

esglam


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close