Destacado, Tendencias

Purpurina bio: la alternativa para brillar sin contaminar los océanos

Aunque no hay estudios concluyentes respecto a la potencial contribución de la purpurina a la contaminación de los fondos oceánicos por microplásticos y el debate sobre su regulación sigue vigente, algunas empresas ya se han animado a ofrecer alternativas a este material omnipresente en el mundo de la moda.

Fuente: Cortesía de la marca

Con el fin de desarrollar un negocio sostenible, la empresa británica EcoStardust lleva ofreciendo desde el 2016  una alternativa a la purpurina tradicional: utilizan  la celulosa como materia prima, principalmente de “árboles de eucalipto sostenibles que no han sido modificados genéticamente” Su fórmula es “100% biodegradable, compostable y libre de ser testado en animales”. Además, su próxima innovación será distribuir purpurina en tarros y bolsas biodegradables y dona el 10% de sus beneficios a entidades ambientalistas

Fuente: Cortesía de la marca

 

En cambio Glitter Revolution, ofrece purpurina biodegradable sin empaquetar , lo que quiere decir que se necesitará un ‘pegamento’, como una crema hidratante, bálsamo labial o aceite facial, para adherirla al cuerpo para evitar que comience a biodegradarse. Esta empresa dona el 20 por ciento de sus ventas a 5 Gyres Institute y a Planned Parenthood.

Fuente: Cortesía de la marca

Otras marcas también se han sumado a la purpurina bio:  como  Bioglitz,  que tiene una considerable presencia en las comunidades feministas, queer y trans, con el lema: “Difuminar las líneas de género a través del brillo”. O Lush, ya conocida por su políticas ambientalistas y de comercio justo, que  ofrece purpurina biodegradable  derivado de mica sintética.  

31 enero, 2018

Sobre el autor

esglam